Oxidación prolongada

Oxidación prolongada

La oxidación prolongada es una variante dentro de los procesos de lodos activados para el tratamiento biológico de aguas residuales en condiciones aerobias (presencia de oxigeno). El tratamiento consiste en la degradación de la materia orgánica por parte de bacterias aerobias.

Estas bacterias incorporan la materia orgánica a su metabolismo para generar nuevo tejido celular y mantener su actividad vital. La presencia de oxígeno se consigue insuflando aire por medio de un compresor y un difusor de microburbujas.

Para un correcto funcionamiento de la oxidación prolongada es necesario reducir previamente la carga contaminante mediante un tratamiento primario. Este tratamiento primario es equivalente a una fosa séptica. También es necesaria una decantación después del reactor de oxidación prolongada para separar los lodos y obtener así un efluente clarificado.

Nuestros equipos de oxidación prolongada incorporan el reactor de oxidación y el decantador secundario. Puede comprar este equipo en nuestra tienda online. Tambien disponemos en nuestra tienda online de fosas sépticas.

Para obtener un diseño conjunto de ambos equipos puede contactar con nuestro servicio técnico por teléfono o vía email.

Si necesita ayuda para definir sus necesidades, o necesita un equipo más grande, póngase en contacto con nuestro servicio técnico por teléfono o vía email.

op

Depuradora oxidación prolongada GEDAR

Este sistema combina la acción de las bacterias anaerobias en el tratamiento primario y la de las bacterias aerobias en el reactor biológico de oxidación prolongada. Así, se consigue la degradación de la materia orgánica contaminante, permitiendo un vertido limpio.

Funcionamiento:

oxidación prolongada

Esquema de funcionamiento

El agua es sometida a un tratamiento primario, equivalente a lo que realiza una fosa séptica. Este incluye decantación y digestión anaerobia (ausencia de oxigeno), consiguiendo entorno a un 40% de rendimiento de eliminación de carga contaminante.

Esta depuración es realizada por bacterias anaerobias que captan energía y nutrientes, para su metabolismo, de la materia orgánica contaminante. Así, estos microorganismos anaerobios degradan la materia orgánica formando principalmente metano (CH4) y dióxido de carbono (CO2). Una pequeña porción de dicha materia orgánica es empleada en generar nuevas bacterias.

Tras el tratamiento primario, el agua se introduce en el reactor biológico de oxidación prolongada aerobio (presencia de oxigeno). En este, se mantiene un cultivo bacteriano en suspensión, formado por un gran número de microorganismos agrupados en flóculos. Esta mezcla del agua con el cultivo en suspensión se denomina licor mezcla. Las bacterias incorporan la materia orgánica a su metabolismo para generar nuevo tejido celular y mantener su actividad vital. Los productos de la degradación de la materia orgánica por vía aerobia son el CO2, H2O y nuevos microorganismos.

Las condiciones aerobias en el reactor se logran insuflando aire por medio de un compresor y un difusor de microburbujas. El sistema de aireación, además de oxigenar, permite la homogenización del licor mezcla, evitando la sedimentación de los flóculos.

Tras un tiempo de retención en el reactor, el licor mezcla pasa al decantador secundario. En este equipo se produce una separación sólido-liquido. Los flóculos al ser más densos que el  agua, sedimentan por gravedad y se depositan en la parte inferior del decantador. Así, se obtiene un efluente clarificado.

Comparte ahora en las redes sociales...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
¿Te ha gustado?
[Total: 0 Media: 0]